Crítica de Estrenos

Monsters University

Los monstruos Wazowski y Sullivan regresan, aunque con una historia anterior a aquella que nos compró a todos, niños y adultos, con Monsters Inc. Esta vez tenemos como protagonista principal a Mike, para ser testigos de cómo toda su vida supo lo que quería hacer,formándose como profesional en la Monsters University.

Tras un breve recorrido a lo que fue su infancia, momento de su vida en el que presenciamos cómo supo lo que quería para su vida y a la vez cómo nadie creía en él. Su determinación lo lleva a anotarse a esta universidad, la Monsters University (Universidad de Monstruos), donde va a suceder el resto de la historia.

Monsters-University_caratula

La película termina siendo un homenaje a las películas universitarias, representando todo ese mundo pero con el estilo particular de Pixar,   incluso se puede percibir algo de Harry Potter, las clases, las aulas, la decana. Mezcla entre la saga del niño-luego-adolescente mago y las películas de fraternidades, Monster University termina siendo una agradable película que los niños podrán disfrutar y con la cual podrán reírse, pero que seguramente sean los adultos, quienes puedan encontrar todos estos guiños, los que contemos con mayor ventaja.

Mientras Mike aparece como esta especie de soñador que no se rinde ante los rechazos y las caídas, Sullivan es un monstruo segurísimo de sí mismo, porque tiene un apellido famoso, y es por eso que no se esfuerza en ser mejor, totalmente opuesto a Mike. Sus iniciales conflictos derivan en que, sin querer serlo, terminen siendo compañeros de un torneo para poder seguir estudiando en esa universidad. Y así se complementarán.

Varios de los personajes de la película original aparecerán aunque sea con algún cameo. Pero hay que recordar que esta historia prácticamente no se cruza con el mundo humano y no, “Boo” no aparece. Lo resalto porque aquí radica probablemente el hecho de que sea menos tierna, por así decirlo, adorable, que su primer entrega.

Monster-University-1

No obstante es imposible no terminar de verla con una sonrisa en el rostro. El mensaje es claro,si alguien quiere algo lo va a conseguir, siempre y cuando trabaje duro.

Un mensaje que solo Pixar puede darlo con su singular minara.

A %d blogueros les gusta esto: