Crítica de Estrenos

Mi Villano Favorito 2 humor ligero para la familia

Es época de vacaciones y las películas "para todas la familia" comienzan a copar las salas. Así también hace tiempo que Hollywood se vuelca a hacer secuelas de toda película exitosa, y las infantiles no son la excepción. Tras Monsters University, ahora llega Mi Villano Favorito 2.

Es época de vacaciones y las películas “para todas la familia” comienzan a copar las salas. Así también hace tiempo que Hollywood se vuelca a hacer secuelas de toda película exitosa, y las infantiles no son la excepción. Tras Monsters University, ahora llega Mi Villano Favorito 2.

Estrenos

Mientras en la primera, Gru (Steve Carrell en su voz original) era un villano que planeaba robarse la luna pero terminaba siendo conquistado, “salvado” por unas niñas huérfanas, en esta segunda entrega Gru ya está amoldado a su figura de padre y es contratado por la Liga Anti Villanos para “salvar el mundo”. En el medio, mientras estas niñas no dejan de buscarle pareja a quien estuvo acostumbrado a pasar casi toda su vida solo, conocerá a su compañera Lucy (Kristen Wiig).

Si bien se la siente menos inspirada e incluso pierde un poco la esencia (ya aquí la gracia no se encuentra en ver a un malo convertirse en bueno), la película se torna amena y por momentos impredecible. Se disparan varias líneas argumentales, algunas quedan un poco a la deriva mientras otras se retoman más tarde. No obstante, se nota que esta película está puesta en función de esos personajecitos amarillos tan tiernos y divertidos que son los minions, los secuaces de Gru. En esta película toman un protagonismo bastante más grandey son los que provocan mayor cantidad y calidad de carcajadas. Risas fáciles probablemente, pero inevitables. Sin duda es un gran preludio para la película que en el 2014 los tendrá como protagonistas exclusivos.

El personaje de Lucy es bonito y encantador pero sus gags son los menos efectivos. Gru sigue siendo efectivo aún con este nuevo costado “bueno”, aunque en un momento hay una linda y pequeña referencia al villano que fue en la primera. Y las niñas aportan la dosis necesaria de comedia familiar. También hay un personaje nuevo, un posible villano, que se llama Eduardo (Benjamin Bratt), y no falla.

Efectiva, menos inspirada pero divertida, con el lindo mensaje que siempre dejan estos films, y llena de minions, Mi Villano Favorito 2 termina siendo una buena opción para estas vacaciones de invierno. Lamentablemente no encontrarán copias de la película en su idioma original.

A %d blogueros les gusta esto: