Crítica de Estrenos

Adoro la fama de Sofia Coppola

Llega a los cines el estreno de Adoro la fama. el último film de Sofia Coppola basado en hechos reales a robos en las casas de los famosos de Hollywood.

Llega a los cines el estreno de Adoro la fama. el último film de Sofia Coppola basado en hechos reales a robos en las casas de los famosos de Hollywood.

Estrenos Adora la fama de Sofia Coppola - Visión del Cine

How can it hurt you when it looks so good?” (Cómo podría herirte si luce tan atractiva) decía Madonna en su canción “Hollywood”. Y es que así es Los Angeles, todos quieren ser parte de esa sociedad, de lujo y famosa. Y los protagonistas de la nueva película de la directora Sofia Coppola no son diferentes a la mayoría de los jóvenes que viven en esta era de la inmediatez.

En Adoro la fama o The Bling Ring, basado en hechos reales y más específicamente en el artículo que la periodista Nancy Jo Sales escribió para Vanity Fair (quien en el film interpreta ese mismo personaje), cuatro muchachas y un joven, Marc, forman una banda que se mete a robar a las casas de los famosos. No necesitan dinero, no sufren necesidades, sólo quieren sentirse como ellos, así de fabulosos. Por eso, en lugar de esconder el delito que están cometiendo, se pasean con las carteras marca Chanel, o los zapatos Louboutin, suben sus fotos a Facebook y presumen que estuvieron en la casa de Rachel Bilson.

La directora, que se caracteriza por su mirada intimista a mundos que siempre sintió cercanos, entrega una película diferente pero que sigue la misma línea de las anteriores. Ésta tiene un ritmo más frenético (nada que ver con los muchos tiempos muertos de Somewhere o Perdidos en Tokyo) y el protagonismo recae en personajes huecos y superficiales. Pero lo que a simple vista es una película como esos personajes, superficiales y huecos, es en realidad el reflejo de una sociedad que conoce, que todos conocemos. Una sociedad que se basa en apariencias, en lo que uno lleva puesto, en el envoltorio.

Sofia Coppola no juzga a sus personajes, se limita a mostrarlos, así como son. Son personas aburridas, con vidas acomodadas y familias que, o no le prestan la atención suficiente, o le prestan demasiada atención, entonces se ven seducidas por este mundo, un mundo que es también peligroso y se encargan de que lo sea aún más, estando cerca de algo que podría provocar la muerte en más de una ocasión.

Adoro la fama probablemente rememore más a María Antonieta que a sus otras películas, sobre todo por el exceso de lujo, y la fascinación que estos objetos pueden provocar. Así, desfilan por la pantalla cientos de zapatos, carteras, vestidos, joyas y demás de las marcas más lujosas (y caras) del mundo. Porque Paris Hilton (que es la única de las celebridades que fueron víctimas de estos robos que cede su casa para filmar) tiene tantos zapatos, que si le faltan algunos pares ni se va a dar cuenta.

A grandes rasgos, la nueva película de la directora que ya supo despegarse de la figura de su padre, es un reflejo de un mundo en el que nadie es tan inocente ni nadie es tan culpable. Emma Watson, Taissa Farmiga, Katie Chang y Claire Julien dan vida a estas chicas que sólo quieren divertirse. En el medio, él, Israel Broussard, como Marc, el personaje con un poco de mayor protagonismo, el único del grupo que sufre una transformación a lo largo del film, aunque sea acusado de traidor.

A %d blogueros les gusta esto: