Festivales Festivales Argentinos

Dia 7 Festival de Cine de Mar del Plata

Viernes, último día de las funciones de prensa, y última jornada donde se presenta nueva Ccompetencia en el Festival de Cine de Mar del Plata. En mi caso, sigo más abocada a la Iinternacional, así que me dirijo al Aauditorium desde muy temprano para aprovecharlas.

Viernes, último día de las funciones de prensa, y última jornada donde se presenta nueva Ccompetencia en el Festival de Cine de Mar del Plata. En mi caso, sigo más abocada a la Iinternacional, así que me dirijo al Aauditorium desde muy temprano para aprovecharlas.

La Bataille de Solférino de Justine Triet
La Bataille de Solférino de Justine Triet

La primera película proyectada del día es La Bataille de Solférino, una película francesa dirigida por Justine Triet, -joven directora que no pudo asistir al festival, – que se sucede en el día de las elecciones del año pasado en que la Izquierda se alza con el triunfo de Hollande. Pero el film no se centra precisamente en el costado político. La figura principal es la de la protagonista, una joven periodista que debe dejar a sus dos niños pequeños al cuidado de un inexperto joven niñero a la vez que el padre de los niños, que estuvo internado en un psiquiátrico y nos dicen que es violento, ronda el lugar queriendo visitar a los niños. No hay buenos y malos, no hay locos y sanos. Con parte documental, incluso varios minutos de la película están rodados ese mismo día de las elecciones, el film genera momentos de nerviosismo, otros de humor y calidez, a medida que vamos conociendo mejor a sus personajes, con sus defectos y virtudes.

Little Feet de Alexandre Rockwell - Visión del Cine
Little Feet de Alexandre Rockwell – Visión del Cine

Sigo con Little Feet, de Alexandre Rockwell, también dentro del marco de la Competencia Internacional, que es una especie de oda hacia la vida y a sus hijos. Protagonizada por los dos hijos del director, cuenta una historia que parte de la simple premisa de estos niños que quieren llegar al río, pero lo hace en blanco y negro, con mucha ternura y dejándolos a los niños que jueguen. No pude evitar rememorar una película que vi en el BAFICI hará probablemente dos años, Crazy & Thief, en la que también, los niños iban por la calle como si fueran adultos en medio de su propio (y muy serio, especialmente para ellos) juego. Una opción hermosa y distinta, cero pretensiosa, llena de amor.

Ese día debería haber visto otra película más a la tarde, pero salió el plan de ir a tomar unas cervezas con Joe Swanberg. ¿Quién puede rechazar ir a tomar cervezas con el director de Drinking Buddies? Además se sumó Max Barron, uno de los dos directores que juntos hicieron de Everyone’s going to die, que tenía para el día siguiente y a la cual no iba a faltar, no por haber sido precisamente invitada por su realizador, sino porque lo poco que había leído sobre ella había hecho que la agendara entre las películas que no me perdería del festival. Una jornada inolvidable en donde pudimos conversar con ellos de una manera muy casual, compartiendo una picada y (varias) cervezas.

R-100 de Hitoshi Matsumoto - Visión del Cine
R-100 de Hitoshi Matsumoto – Visión del Cine

Por eso, recién a la medianoche pude continuar viendo películas, y fue la oportunidad de R100. Ojalá hubiese llegado con otro estado mental a esa función, porque creo que fue eso lo que hizo que no pudiera disfrutarla demasiado. Si bien la idea de la película es muy atractiva (confieso que vi “sadomasoquismo” en la sinopsis y con eso me convenció), se termina tornando repetitiva y su humor ligero funciona una, dos, tres veces pero luego llega a cansar. En el film, un hombre solicita los servicios de una casa de dominatrices pero no conoce bien las reglas del lugar y estas mujeres se le aparecen en cualquier momento de su vida, poniendo en peligro su trabajo por ejemplo. No me mantuvo lo suficientemente prendida.

A %d blogueros les gusta esto: