Festivales Festivales Argentinos

BAFICI 2014 Primer día de cobertura

Mi primer día en el BAFICI 2014 empieza una tarde temprana, al ser imposibilitada por responsabilidades de la vida, a asistir a proyecciones matutinas. Por eso apenas puedo aprovechar las funciones de prensa pero, si las hay en algún horario en el que esté disponible.

Mi primer día en el BAFICI 2014 empieza una tarde temprana, al ser imposibilitada por responsabilidades de la vida, a asistir a proyecciones matutinas. Por eso apenas puedo aprovechar las funciones de prensa pero, si las hay en algún horario en el que esté disponible.

Cosano: La vida secreta de un vestido - Visión del Cine
Cosano: La vida secreta de un vestido – Visión del Cine

Así llegue a Cosano: La vida secreta de un vestido, película de la Selección Oficial Fuera de Competencia dirigida por los hermanos Levy (responsables de Novias, Madrinas, 15 años). La verdad es que si bien me gusta y mucho la moda, Cosano… no me interesó nunca lo suficiente. Mitad diseñador talentoso, mitad celebridad, Claudio Cosano es la figura central, incluso el único que se sienta frente a la cámara a dar testimonio en esta película, de un documental relativamente corto, pues dura poco más de una hora, y que se aboca a su trabajo como diseñador exclusivamente. De los principios de Cosano sólo sabremos aquello que él nos relata, pero es a través del back de un par de desfiles y de las pruebas de unas pocas clientas, que vamos a interiorizarnos un poco más en cómo trabaja el diseñador, y cómo ve a la mujer, y en cómo quiere hacerla siempre más bella. Si bien puede ser interesante para conocer estas perlitas o asistir a la intimidad de sus desfiles, el documental no aporta mucho más. No hay ni una mirada crítica, ni otro punto de vista, tampoco cuestiona nada, es bastante unidimensional.

Yo nena, yo princesa - Visión del Cine
Yo nena, yo princesa – Visión del Cine

Yo nena, yo princesa es un documental sobre el famoso caso que salió en todas las noticias de la niña trans de cinco años, por la que sus padres solicitaron el cambio de nombre luego de que se sancionara la Ley de Géneros. En este caso, el documental no es más que la madre sentada frente a cámara contando su testimonio. No hay imágenes de archivo ni otras personas, y así de simple es impactante. Más allá de la polémica que causó el tema en cuestión, lo que sorprende es ver a una madre tan entregada a la felicidad de su hija, un nene que como nene es triste pero cuando la dejan ser como la nena que ella siente que es, sonríe y juega y duerme tranquila. Es admirable el valor que esta mujer tiene para pararse firme a contar esta historia, cómo la tomó por sorpresa al comienzo y la fue llevando de la mejor manera que pudo, siempre buscando lo mejor para Lulú, quien obviamente no pudo escapar de burlas, aislamiento y humillaciones durante el proceso. Quizás hubiera sido atractivo encontrar otros testimonios, algo que ahondara aún más en un tema tan complicado y que no se termina de entender.

Brain Damage - Visión del Cine
Brain Damage – Visión del Cine

Una de las cosas interesantes que tiene el Bafici, son esos Panoramas dedicados a directores que han logrado dejar cierta huella en el cine independiente, pertenezcan al género que pertenezcan. En este caso, Frank Henenlotter tiene varias películas en programación, y aproveché para ver (por ahora, hay alguna más en mi grilla), Brain Damage, película que data de 1988. Combinando la comedia con el horror, y siendo muy generoso a la hora de derramar sangre, la película que fue presentada por el colega Matías Orta, trata sobre una criatura que se mete en la vida de Brian, un joven común y corriente, y a partir de acá no van a poder dejar de necesitarse el uno al otro. Con mucha connotación sexual e incluso cierto subtexto homosexual, en el film esta criatura Aylmer quiere cerebros humanos y el joven quiere ver las cosas más lindas, de diferentes colores y con otra energía, algo muy parecido a los efectos que causa la droga, claro. Las actuaciones y diálogos berretas no hacen más que agregarle un tono divertido a un film que cualquier admirador del género va a saber disfrutar, así, sin pretensiones.

Afternoon delight - Visión del Cine
Afternoon delight – Visión del Cine

Y para cerrar esta primera jornada, Afternoon Delight, película dirigida por Jill Holloway que marca el primer protagónico de la ¿eterna? actriz secundaria Kathryn Hann. El elenco que la acompaña es también muy interesante, Juno Temple, Jane Lynch y Josh Radnor. En esta película, Kathryn es Rachel, una mujer casada, típica de los suburbios, que tiene un lindo marido, una casa hermosa, un niño pequeño, un perro, y dejó de trabajar para ser una madre a tiempo completo, con miles de actividades con otras madres a las que, en general, apenas soporta, pero más allá de que su vida se ve desde afuera bastante armada, ella no se siente bien ya que su pareja parece no encontrar ningún incentivo sexual. Es una etapa que tienen todas las parejas, intenta convencerse ella, quien hace pis con su marido presente, o se corta las uñas de los pies a su lado. Por sugerencia de su mejor amiga decide llevar a su marido a un club de striptease, y es allí donde conoce a McKenna (la bonita y sexy Juno Temple). Fascinada y seducida por la mujer, se acerca a ella de manera “casual” y termina alojándola en su casa y contratándola, por así decirlo, como la niñera. Pero ella es más que una bailarina y si bien por momentos a Rachel ciertos datos le chocan, también comienza a sentirse curiosa, probablemente producto de lo insatisfecha que se siente con ella misma. Por momentos el film puede tornarse un poco incómodo pero lo cierto es que refleja las dos personalidades y personas de estas mujeres con una veracidad impactante. Rachel, como la mujer que necesita volver a encontrar el fuego en su vida, y McKenna como una joven un poco perdida que va a llevar el título de “puta” probablemente toda la vida. Sin contar más detalles de la trama, el film es tan hermoso como doloroso, así como por momentos tan gracioso como por otros lo es dramático.

A %d blogueros les gusta esto: