Festivales Festivales Argentinos

BAFICI 2014: Coberturas en el tintero Parte 1

Es viernes, y tras dos días de descanso, aunque uno forzado por el paro, vuelvo a ver películas en el BAFICI.

Es viernes, y tras dos días de descanso, aunque uno forzado por el paro, vuelvo a ver películas en el BAFICI.

Seduced and abandoned - Visión del Cine
Seduced and abandoned – Visión del Cine

Lo empiezo con aquella que por esa circunstancia de fuerza mayor no pude ver pero tengo la suerte de que se vuelve a dar al día siguiente: Seduced and abandoned. Alec Baldwin y James Toback hacen este documental ideal para la gente a la que le gusta el cine, y, más allá de su poco optimismo a veces, para quienes se dedican a él. Un documental que es muchas cosas, pero ante todo, las ganas de estos dos amigos de hacer una especie de remake de Último tango en París, por lo que buscan financiación. Es también un reflejo del festival de cine de Cannes, la gente que va, las proyecciones, las productoras. Son los testimonios de directores como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Bernardo Berlucci y Roman Polanski. También los de los actores a los cuales intentan atraer, como Jessica Chastain, Diane Kruger y Ryan Gosling, que no sólo los vemos queriendo ser convencidos por este extraño proyecto, sino que además se permiten hablar de su trabajo, de su forma de hacerlo y de disfrutarlo. El guión también aparece, incluso Diablo Cody da unos testimonios muy interesantes al respecto, contando también cómo llegó a eso (tenía una vida aburrida y entonces se volvió stripper, pero después empezó a escribir y encontró gente que le interesaba lo que escribía).  Sin embargo, el peso más fuerte lo tienen los productores, porque guste o no, son ellos los dueños de la película. Entonces lo que queda reflejado con mayor relevancia en este film es el poder que tienen ellos, pero también su forma de elegir proyectos. A algunos les gustaría elegir películas basadas en su calidad, pero saben que para ganar dinero no es en eso en lo que se tienen que fijar, sino en que sean vendibles. La actriz Neve Campbell, con quien Toback ya había trabajado y la quería como protagonista al comienzo, no es vendible, les dicen.

Partiendo de la frase de Orson Wells, “Si miro hacia atrás, he pasado un 95% de mi vida yendo de aquí para allá buscando dinero para hacer películas y solo un 5% haciéndolas. Esa no es manera de vivir”, que se va a repetir a lo largo del film para no más que confirmarla, es que este documental deja en evidencia cómo funciona esta industria que “es la peor de las amantes, porque volvemos a ella una y otra y otra vez”, como dice Baldwin, quien dice que quiere dejar de ser una estrella de tv para volver a consagrarse como actor de cine.

El film tiene un tono divertido aunque al final sabe ponerse más profundo, logrando emotivas confesiones de muchos de sus entrevistados. Sin duda, una de las imperdibles del festival.

Castanha - Visión del Cine
Castanha – Visión del Cine

Desde Brasil y para la Competencia Internacional, llega la película de Davi Prietto, Castanha. En este caso, la película fusiona ficción con documental para contar la historia de un transformista. Se lo ve en la intimidad de su hogar, junto a su madre, en su pequeño hogar de un barrio pobre en Brasil. Y después se lo ve a la noche, como presentador en un boliche donde con ropa brillosa y un maquillaje recargado intenta ser gracioso pero da más que nada una imagen apagada, triste.

El verdadero Joao Carlos Castanha es quien da vida a esta persona y personaje en una película que se toma su tiempo, porque se preocupa más por reflejar una historia que contarla. Poco importa la fuerte imagen con el que la que la película comienza. Es una película de muchos silencios, en la que no necesita suceder demasiado. Lo malo es que más allá del reflejo impactante de este personaje, se termina tornando lenta y aburrida.

The Sacrament - Visión del Cine
The Sacrament – Visión del Cine

Y para el viernes a la noche, The Sacrament. Porque si bien no me copaba la idea de irme hasta Caballito, menos me copaba la idea de no ver la nueva película del director Ti West (que además de ser uno de los directores de VHS dirigió la película The Inkeepers). Con dos de sus amigos como protagonistas, AJ Bowen y Joe Swanberg, y al gran Eli Roth como productor, van a contar esta historia sobre una misteriosa comunidad. Contado como si fuera un documental periodístico, tres amigos viajan a buscar a la hermana de uno de ellos a una locación desconocida a la que llegan con extrañas indicaciones. Aparentemente, la joven que tenía problemas con la droga ahora encontró su lugar. Todo parece perfecto en esta comunidad, salvo por el detalle de que ni bien llegan los reciben unas personas armadas. Estas personas van con intenciones, además de “rescatar” a esta joven, de documentar este lugar. Y si bien a simple vista todos parecen estar dispuestos a dejarlos que lo hagan, brindando testimonios sobre cómo se sintieron salvados al llegar allí y ayudan cada día a seguir construyendo este lugar alejado del imperialismo (“Definí imperialismo”, pide el camarógrafo y no logra que sus compañeros le den una respuesta), es cierto que no deja de seguir pareciendo raro. Quizás, porque este líder (sí, recuerda al capítulo de los Simpsons) acá conocido como “padre”, decide dar una entrevista pero no termina respondiendo ninguna de las preguntas evadiéndolas de manera tan inteligente que parecería que la entrevista se hubiera llevado toda a cabo.

No sería justo adelantar qué más sucede en este lugar, pero lo cierto es que The Sacrament no es una película de terror propiamente dicha. Es un drama, con algo de misterio, que refleja una religión extremista, una secta en otras palabras, en una historia claramente inspirada por hechos reales que seguramente uno haya leído alguna vez en las noticias. Uno de los mayores aciertos del film, es que el estilo found footage con el que está contada la película, no se torna monótono, es más dinámico que muchas otras películas de este subgénero que he visto (y que en general no me terminan de enganchar). También le agrega intensidad el contar esto como si fuera un documento real, incluyendo al final imágenes con tono vintage simulando ser las verdaderas. Pero a lo último no puede evitar generar cierta inconsistencia y algunas cosas (o razones) quedan poco claras si uno intenta bucear en una historia que está contada para esa misma idea: pensarla y repensarla.

A %d blogueros les gusta esto: