Crítica de Estrenos

Estreno Refugiado de Diego Lerman

Refugiado, el nuevo filme de Diego Lerman enfocado sobre la violencia de genero, uno de los estrenos destacados de la semana.

Refugiado, el nuevo filme de Diego Lerman enfocado sobre la violencia de genero, uno de los estrenos destacados de la semana.

Refugiado es un drama sobre la violencia familiar pero visto a través de la mirada de un niño, Matías (gran revelación de Sebastián Molinaro), el hijo de esa mujer joven que no puede abandonar una relación de pareja enfermiza. Tras una nueva golpiza Laura (brillante Julieta Díaz) termina en un hogar de tránsito de mujeres donde vivir hasta resolver judicialmente su situación, pero decide escaparse y comienza allí una especie de road movie nocturna y en tensión permanente con el peligro latente de ser hallados por ese hombre violento.

Lerman desarrolla una puesta en escena donde la forma se vuelve también narración y la rarifica a través de innumerables procedimientos: planos cerrados o planos detalle que se van ampliando lentamente, fotografía oscura y difuminada que borra rasgos, dificulta definiciones y enrarece climas (lograda por efectos de luz y sombra o por velos, cortinas, espejos, vidrios), cámara colocada a diferentes alturas para captar sólo partes de aquello que queda en cuadro. Fragmentos que dan cuenta de esta historia partida. No hay recurrencia al melodrama sino que el drama se impone como un continente que consigue el respiro de ciertos juegos infantiles o momentos de distensión que el niño se permite más allá de la madurez que la vida le ha obligado a forjar. El vínculo madre e hijo traza un arco dramático que recorre todos los sentimientos y que no se basa (como en todo el resto de la película) primordialmente en los diálogos (y menos en construirlos informativos o pedagógicos) y que apuesta por un recato y un evitar evidente al morbo. El director teje y despliega una red solidaria de un mundo femenino en resistencia y apoyo (compañeras de trabajo, mujeres en el refugio, familia) y un mundo infantil que no pierde la inocencia pero tampoco puede escapar de la realidad que lo circunda. Refugiado es un filme que toca un tema social de dolorosa actualidad con pudor, seguridad e inteligencia y jamás baja línea ni apela al golpe bajo y no procura ni cerrar cuestiones ni mostrar certezas.

A %d blogueros les gusta esto: