Festivales Festivales Argentinos

Confetti of the Mind de Nacho Vigalondo

Nacho Vigalondo se encuentra en Mar del Plata y además de presentar su última película, Open Windows, presentó una selección de cortos suyos que sin duda fueron una de las grandes sorpresas del festival, Confetti of the Mind.

Nacho Vigalondo se encuentra en Mar del Plata y además de presentar su última película, Open Windows, presentó una selección de cortos suyos que sin duda fueron una de las grandes sorpresas del festival, Confetti of the Mind.

Confetti of the mind intenta mostrar qué hay en la mente del interesante director español. Y sin duda lo que hay es mucho ingenio, ganas y grandes ideas.

En esta selección de cortos vemos que el talento de Vigalondo es indudable. Pero además suma mucho el hecho de conocer algunas de sus películas, porque este director más abocado al cine de terror acá demuestra que además sabe generar muchas risas pero más que nada desde el lado de la sorpresa.

Confieso que no soy una persona que se ría fuerte en salas de cine, no me sale. Probablemente tenga que ver con mi extrema timidez, pero también a que cuando sé que algo va a ser gracioso de antemano no me causa la misma gracia y llego a contener la carcajada (no así una risita). Sin embargo, con esta selección brillante de los cortos de Vigalondo no pude hacerlo. No pude porque no dejaba de sorprenderme. No planeaba divertirme tanto como lo hice.

7:35 de la mañana es el primero, quizás el mejor de todos, “quizás” porque me es difícil elegir. Al terminarse éste no pude evitar pensar en si iba a volver a lograrlo con el resto de los cortometrajes. Me había parecido tan bueno que temía que el resto no lo fueran. Y sin embargo, a medida que se iban sucediendo seguía sorprendiéndome, riendo y sonriendo con cada una de sus ocurrencias.

Desde cortometrajes más formales (como Choque), hasta algunos que nacen con una idea publicitaria (Cambiar el mundo es increíble, con un trabajo de edición muy laborioso), o una condición, como los nanocortometrajes, que duran menos de un minuto y son uno más brillante que el otro.

También es muy destacable Una lección de cine, en la cual no les digo qué nos quiere enseñar, porque les restaría la sorpresa, pero demuestra que lo sabe muy bien.

A %d blogueros les gusta esto: