Festivales Festivales Argentinos

No todo es vigilia de Hermes Paralluelo

No todo es vigilia de Hermes Paralluelo retrata una historia sobre la tercera edad en esta película española de la Competencia Internacional.

No todo es vigilia de Hermes Paralluelo retrata una historia  sobre la tercera edad en esta película española de la Competencia Internacional.

A simple vista, No todo es vigilia parecería ser una versión más cálida y optimista de Amour de Michael Haneke. En común tienen esa idea de retratar aquel aterrador momento de la vida en el que uno no tiene más que esperar a que llegue la muerte. En este caso, un matrimonio de dos personas de más de ochenta años se la pasa en el hospital o en su pequeña casa, acompañándose y ayudándose con los pequeños labores y quehaceres, o sus estudios médicos.

Pero, por suerte, No todo es vigilia está bastante alejada de aquella película tan fría. Acá, su director Hermes Paralluelo filma a sus propios abuelos, aunque éstos actúen, pero de un modo tan natural que uno siente que en ningún momento lo están haciendo.

Casi dos horas de película retratan estos momentos, algunas escenas con pocos diálogos, otras bastante reiterativas, pero siempre con mucho corazón y amor por estos dos personajes. Dos personajes que se quieren y acompañan pero a veces parecen estar cansados, de ellos mismos, del otro, o de lo que los rodea.

Son sobre todo dos personas muy conscientes de lo que están viviendo, del tiempo que se fue, de cuidarse porque en cualquier momento todo podría terminarse. Pero así deprimente como suena, la película no lo es, porque tiene mucho humor, que recae en las interacciones entre ellos y las salidas que tienen ante cuestiones básicas.

No todo es vigilia de Hermes Paralluelo
No todo es vigilia de Hermes Paralluelo
A %d blogueros les gusta esto: