Festivales Festivales Argentinos

Competencia Internacional: El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra

De Colombia y dirigida por Ciro Guerra llega El Abrazo de la serpiente, película que además de formar parte de la Competencia Internacional fue enviada a los Premios Oscars.

De Colombia y dirigida por Ciro Guerra llega El Abrazo de la serpiente, película que además de formar parte de la Competencia Internacional fue enviada a los Premios Oscars.

El punto de partida para El abrazo de la serpiente es la vida, en realidad los diarios, del etnógrafo y explorador alemán Theodor Koch-Grünberg. La película no sólo tiene como epígrafe una frase suya (sobre la experiencia de introducirse en el medio de la selva) sino que incluso su personaje está presente durante una de las dos líneas argumentales que se narran, dos líneas atemporales que terminan de fusionarse al final aunque los paralelismos aparecen desde un primer momento.

Theodor busca con obsesión una planta sagrada para curar su enfermedad que amenaza con llevarse su vida. Lo hace en el medio del Amazonas, un Amazonas que es retratada, como toda la película, en blanco y negro a través de cuidados encuadres que se amoldan a lo que cada momento quiere representar.

Competencia Internacional: El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra
Competencia Internacional: El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra

Es que el tema principal que aborda el film es el de la imagen del hombre blanco europeo apoderándose de tierras vírgenes, naturales, sagradas. A medida que se sucede el film, los personajes van dando lecciones sin ser necesariamente sobreexplicados, y comprendiendo. “El conocimiento es para todos”.

Un nativo que se cree el último superviviente de su tribu ayudará a Theo a encontrar la planta que busca pero en realidad lo que van a encontrarse es a ellos mismos. El abrazo de la serpiente es una película sensorial y filosófica que de todos modos no cae en pretensiones y retrata su historia a través de estos curiosos personajes que la van viviendo.

Por momentos con escenas terroríficas, por momentos algunas más cómicas o simpáticas, la película de Ciro Guerra es un homenaje a la selva amazónica y a las tradiciones ancestrales de las tribus nativas.

Es hipnótica e intensa aunque su duración comienza a sentirse pasada la primera mitad (dura apenas poco más de dos horas) y hacia el final la locura se apodera del relato y se torna más delirante de lo esperado dentro del tono onírico (los sueños también forman parte importante de la película) que mantiene el film.

A %d blogueros les gusta esto: