Festivales Festivales Argentinos

Competencia Internacional, Tangerine de Sean Baker

El director de Starlet, Sean Baker, regresa con otro retrato sobre la amistad en Tangerine, parte de la competencia internacional del Festival de Cine de Mar del Plata.

El director de Starlet, Sean Baker, regresa con otro retrato sobre la amistad en Tangerine, parte de la competencia internacional del Festival de Cine de Mar del Plata.

Sin-Dee acaba de salir de la cárcel. Lo primero que hace es ir a buscar a su amiga Alexandra, ambas transexuales, y luego a su novio. O pretende esto último. Porque se entera de que él la engañó y su mundo vuelve a desmoronarse. Pero si algo no es de hacer Sin-Dee es quedarse quieta y callar, al contrario, va en búsqueda de esa otra, esa mujer “de verdad” (es decir, nacida como tal), con la que él la está engañando. Todo esto sucede en Nochebuena.

Filmada exclusivamente con Iphones, Baker delinea a sus personajes a través del seguimiento que hace a cada uno de ellos, protagonistas y secundarios que terminan de aportarle color al relato. Vuelve a tomar temas como la prostitución, esta vez de bajos fondos, y a diferencia de en Starlet, que se sucede de manera más calma, acá todo se da de una manera más frenética, acorde a la personalidad de su protagonista incansable. Sexo, amor, amistad, traición, temas que están en todos lados son acá tratados por Baker con la naturalidad que acostumbra, dejando ser a sus personajes.

tangerine . vision del cine
tangerine . vision del cine

Las actrices Kiki Kitana Rodriquez y Mya Taylor no son experimentadas pero ambas aportaron a sus personajes cosas de sus propias experiencias de vida, lo que termina de imprimir realismo al film. Vale destacar además que Baker parece ser un gran descubridor de actrices, ya que en su película anterior le dio el primer protagónico a la modelo Dree Hemingway, y a Besedka Johnson, que actúa por primera vez a los 85 años.

Tangerine es divertida y conmovedora, hermosa y avasallante, así como su protagonista, incansable en sus ganas de sentirse querida y especial. También como su amiga, Alexandra, que pone todas sus ganas en un show que ni siquiera le ofrecieron hacer. Al fin y al cabo, no importa cuánta agua pase bajo el puente, son dos personajes que están juntos porque así tiene que ser, porque se entienden y acompañan incondicionalmente en este mundo cruel, “claro que es un mundo cruel, Dios me dio un pene”.

A %d blogueros les gusta esto: