Crítica de Estrenos

Estreno La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo

Llega con retraso la ópera prima de Alejandro Hidalgo; La casa del fin de los tiempos, un hito en la taquilla de Venezuela.

Llega con retraso la ópera prima de Alejandro Hidalgo; La casa del fin de los tiempos, un hito en la taquilla de Venezuela.

En el 2013, Alejandro Hidalgo lograba estrenar en su país una de las pocas películas de género nacionales. Para sorpresa de muchos, se convirtió en un éxito de taquilla y además pasó por distintos festivales dedicados al género (acá se pudo ver en la edición 2014 del Buenos Aires Rojo Sangre donde compitió en la sección iberoamericana y resultó ganadora).

La casa del fin de los tiempos es una película de terror y suspenso, que suma elementos sobrenaturales para contar una historia que gira alrededor de, sí, una casa. Es ella la gran protagonista de esta película que respira de varios referentes del cine de género, pero sobre todo rememora a algo de Nacho Vigalondo y Guillermo del Toro.

La otra protagonista es Dulce, una mujer que presencia en su casa hechos que no comprende, el asesinato de su marido y la desaparición de uno de sus hijos, y es llevada presa, declarada culpable de esos asesinatos. La primera imagen que vemos es justamente la de ella, con un cuchillo en la mano, y su marido muerto al lado. Cuando Dulce ya es una persona mayor se le concede el privilegio del arresto domiciliario y muy a su pesar regresa a esa casa a encontrarse con los fantasmas del pasado y de a poco va armando el rompecabezas sobre lo que sucedió.

Estreno La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo - Visión del Cine
Estreno La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo – Visión del Cine

La historia está contada a través de distintos tiempos, cruzando y entrecruzándolos, trabajo de un guión efectivo, que necesita tomarse su tiempo para desarrollar situaciones. Todo está medido, cuidado.

Una buena película de terror sobrenatural que se apoya especialmente en la actuación de su protagonista, Ruddy Rodríguez, aunque también sabe crear climas de suspenso y da como resultado una historia que más allá de sus vueltas, es bien redonda y modesta; se nota que hay un presupuesto bajo, pero sin dudas aprovecha lo que tiene.

Otro rasgo interesante es que toma tópicos muy típicos de las películas de terror (la figura de la madre, la del niño pequeño, una casa grande, apariciones inexplicables, un pasado que acecha) y los utiliza de un modo diferente, por eso quizás su segunda mitad es mucho más disfrutable que la primera, porque no es predecible pero tampoco forzado.

A %d blogueros les gusta esto: