Festivales Festivales Argentinos

8º Les Avant-Premières: Segunda parte de la cobertura

Continuamos con la segunda parte de mi cobertura del 8º Festival Cine Francés Les Avant-Premières.

Continuamos con la segunda parte de mi cobertura del 8º Festival Cine Francés Les Avant-Premières.

Nuestras mujeres de Richard Berry

Basada en una obra de teatro que actualmente se encuentra en cartelera en su versión nacional en la calle Corrientes, la película trata sobre una noche de tres amigos de toda la vida, tres hombres ya grandes, con vidas y carreras armadas (de manera satisfactoria o no). Pero no es una noche más porque uno de ellos llega tarde y desesperado contando que acaba de asesinar a su esposa, una mujer más joven y aparentemente desinteresada por él, tras una fuerte discusión. A partir de esa irrupción, los tres debatirán, beberán, comerán, tomarán café, se gritarán, reirán, reprocharán y sobre todo tendrán que demostrar qué tan fuerte es esa amistad para seguir acompañándose y ayudándose aún en un momento tan difícil como éste. Divertida, con algunos gags más eficientes que otros, Nuestras mujeres no puede evitarse tornarse muy teatral pero aun así logra ser un retrato interesante sobre el hombre en una edad en la que se supone que ya debería tener su vida solucionada pero, más allá de sus aparentemente exitosas vidas, no dejan de ser personas con pedazos que recoger y relaciones que regar, especialmente con las mujeres de sus vidas.

Et tasoeur de Marion Vernoux

Es curioso que alguien decidiera hacer una remake de una película tan chiquita como lo fue Your sister’s sister. Aunque no del todo cuando tenemos presente que más allá de su escaso presupuesto y su rodaje en apenas un par de semanas y una trama por momentos bastante teatral, la película contaba la historia de un trío de una manera fresca y original. Esta versión francesa de aquella película no es más que prácticamente una copia de la otra, con escenas y diálogos calcados, cambiando sólo el lugar donde sucede la historia, lo cual incluso le juega en contra.

La historia es la de un hombre deprimido por la muerte ya no reciente de su hermano que, invitada por una amiga incondicional de la vida, se va a una cabaña alejada para poder estudiar y estar tranquilo. Lo que no esperaba era encontrarse con su hermana, una mujer atractiva que, sin avisarle a su hermana con quien ya casi no tienen contacto, acaba de terminar una relación con otra mujer y busca en esa cabaña refugio. La velada se sucede entre conversaciones y mucho alcohol sobre todo y termina con sexo. Cuando los tres se encuentran juntos al otro día, comienzan a pasar tiempo primero divertidos, entre confesiones y secretos, que se van tornando más tenso a medida que salen a la luz diferentes decisiones de sus protagonistas.

Lo cierto es que la idea de situar esta historia en Francia pero no aggionarla más que con un cambio de idioma y locación hace que se pierda mucho de la idea original, sabiendo que allí tienen una postura menos conservadora con respecto a la sexualidad. Películas de tríos las hay un montón francesas y sin embargo esta no termina de funcionar, de sentirse auténtica. Las actuaciones tampoco son muy destacables, estando ellos no más que correctos, pero quedando aún más deslucidos al ser comparados con el trío protagonista de la película Lynn Shelton que ponía en pantalla a Mark Duplass, Rosemarie De Witt y Emily Blunt.

Curiosa pero sólo interesante para quien no haya visto la versión original y pueda disfrutar de ciertas situaciones con los ojos de quien las descubre por primera vez.

et-ta-soeur-001

Un homme ideal de Yann Gozlan

Mathieu tiene 25 años pero sueña con convertirse en un exitoso escritor. Con la frase de Stephen King colgada frente a su escritorio: “Escribe 2500 caracteres por día”, logra terminar una novela pero al enviarla a la editorial ésta es rechazada. Manteniendo otro trabajo, uno que le resulta aburrido y desinteresado, llega a un manuscrito perteneciente al hombre que falleció y de quién se encargan de vaciar su habitación. Al leerlo, se siente fascinado y, al principio, inspirado. Pero cuando las palabras no salen y las ideas no caen, decide transcribirlo y así lo convierte en “su” novela. Ésta se transforma en un éxito inmediato y le permite acceder a aquella mujer a la que vio y escuchó una vez y quedó embelesado.
Tres años después, todo parece, a simple vista, ir bien para él, como siempre había soñado. Pero mientras visitan la casa de la adinerada familia de su pareja, él no deja de recibir llamadas de la editorial y anticipos que él consume pero cuyos trabajos, un nuevo libro, nunca entrega. No obstante, éste es el menor de los problemas cuando en una firma de libros aparece un hombre que conoce su secreto y comienza a chantajearlo.

Mathieu siempre se muestra dispuesto a cualquier cosa para salirse con la suya y el guión le pone un montón de peripecias que terminan conformando un relato muchas veces inverosímil y ridículo. A la larga, Un homme ideal es una historia retorcida que podría haber sido mucho más oscura con un poco más de riesgo.

maxresdefault

Les deux amis de Louis Garrel

Era cuestión de tiempo hasta que Louis Garrel, actor imprescindible del cine francés e hijo del cineasta Philippe Garrel, decidiera ponerse detrás de las cámaras, aunque también se reserva uno de los tres personajes para él. Con Les deux amis, se acerca un poco a las temáticas que su padre suele tocar, pero él le imprime su propio punto de vista, uno a simple vista más ameno. Además está coescrita junto a Christoph Honoré, director con el que trabajó ya muchas veces.

En Les deux amis los protagonistas son tres personajes rotos. Clement está locamente enamorado de Mona, una mujer que atiende un carrito de comida; trabaja como extra de cine y tiene tendencias suicidas mientras cree ciegamente en el amor. Abel es un hombre seductor que anda por la vida como quiere cuando se trata de mujeres pero tiene un trabajo aburrido mientras fantasea con ser escritor, y es el único amigo que tiene Clement. Mona es el objeto de deseo, hermosa y misteriosa pero llena de secretos oscuros.

Garrel hijo retrata con cariño y cierta melancolía las idas y vueltas de estos tres personajes que están solos y sólo parecen tenerse el uno al otro, pero tres parece ser un número imperfecto. Por momentos divertida y encantadora, en otros más oscura y amarga, no obstante siempre seductora, Les DeuxAmis puede que se quede un poco a mitad de camino pero sobrevive especialmente gracias a tres personajes complejos y tres grandes interpretaciones.

les_deux_amis_still

A %d blogueros les gusta esto: