Festivales Festivales Argentinos

18º BAFICI Competencia Vanguardia y Género: Esa sensación de Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando

Dirigida por Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando en conjunto, Esa sensación sigue tres historias distintas con ciertos rasgos en común entre sus protagonistas.

Dirigida por Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando en conjunto, Esa sensación sigue tres historias distintas con ciertos rasgos en común entre sus protagonistas.

Por un lado, un hijo que espía a su padre sólo para descubrir que de repente se vuelve creyente y devoto, una mujer sola treintañera cuyo fetiche por ciertos objetos inertes la llevan a tener casi una relación amorosa, y la aparición de un virus que genera decir algo inoportuno y se va contagiando.

No hay forma de explicar “esa sensación” que cada uno de sus protagonistas vive. Los realizadores lo saben y por eso se dedican a mostrarnos estas incomodidades, a través de escenas que a veces se sienten reiterativas pero en las cuales en realidad esta sensación extraña se va tornando, de a poco, cada vez mayor. A transmitirlas, no a querer explicarlas.

El problema principal que tiene esta película, es que más allá de tener algunas escenas divertidas, aunque la película apueste a un tono de comedia dramática, como conjunto se queda más bien en lo anecdótico. Como sucede con el personaje interpretado por Lorena Iglesias, que cada vez se enamora de objetos más grandes, reduciéndonos a no esperar más que ver con qué se va a salir después.

Da la sensación de que la película no tiene mucho sentido, justamente como esas sensaciones inexplicables que intenta retratar.

La película se proyecta junto al cortometraje Cinzas e Brasas, de Portugal.

El corto dirigido por Manuel Mozos es la historia de un reencuentro entre dos personas que desde hace añares que no se ven. Ella es escritora, recientemente viuda, y acaba de despedirse de las cenizas de su marido difunto. Él, sobre quien ella escribió un libro que la llevó al éxito, la busca y la encuentra y recuerdan aquel pasado, donde ella obtuvo de él lo que necesitaba y desapareció.

Enigmática, intensa y seductora, en la que los silencios hablan más que las pocas líneas de diálogo, sobre fantasmas, la memoria y un pasado que nunca logra irse.

A %d blogueros les gusta esto: