Festivales Festivales Argentinos

18º BAFICI Competencia Vanguardia y Género: Bone Tomahawk de S. Craig Zahler

Bone Tomahawk es la ópera prima de S. Craig Zahler; un western con elementos de terror y elenco reconocido.

Bone Tomahawk es la ópera prima de S. Craig Zahler; un western con elementos de terror y elenco reconocido.

Unos ladrones y asesinos de poca monta (SidHaig y David Arquerte) siguen en su improvisado trayecto del crimen y llegan a un extraño cementerio. El mismo respeto que tienen por la vida humana, lo tienen por ese lugar sagrado para una extraña tribu indígena. En su camino por Bright Hope, el que sale vivo de los dos va a la cárcel gracias a la desconfianza del sheriff (Kurt Russell), quién sí respeta la vida y llama a la doctora del pueblo para que le saque la bala que él le puso. Pero al día siguiente, la comisaría está vacía.

El marido de la doctora (Patrick Wilson), lisiado con una pierna que no sana, junto al sheriff y su ayudante (Richard Jenkins), y un cowboy que hace más alarde que otra cosa (Matthew Fox), emprenden así un camino en busca de esa mujer y el joven que se quedó a acompañarla. En esta travesía, la mayor dificultad la tiene Arthur, cuya fuerza que lo mueve es el amor por aquella mujer, pero su pierna no deja de empeorar.

Zahler va construyendo la película de manera pausada pero eficaz, dejando que cada personaje sea y le aporte algo único al relato. Es así que Chicory, el ayudante del sheriff, termina siendo el que más corazón le aporte, mucho también gracias a la interpretación de Jenkins.

En su último tramo, el film logra convertirse en un film impactante, de terror. No sólo construye estos climas con prolijidad, a través de los sonidos fuera de campo, sino también desde lo visual, donde no teme impresionar, combinando el thriller y el gore.

Bone Tomahawk consigue así ser un western tan clásico como moderno, modesto y ambicioso a la vez (su presupuesto es bajo, se filmó en 22 días, pero a la vez logró juntar a varios actores reconocidos). La historia del secuestro puede haber sido contada muchas veces pero probablemente nunca generó tanta piel de gallina como acá. Eso, sumado a las mencionadas actuaciones y una fotografía destacable, hacen de Bone Tomahawk algo sin dudas imperdible.

A %d blogueros les gusta esto: