Festivales Festivales Argentinos

Jarmush en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

Después de Only lovers left alive, Jim Jarmusch se despachó en el 2016 con dos películas. Por un lado, una ficción, Paterson, protagonizada por Adam Driver. Por el otro, un documental, un homenaje a la que para él (y para muchos) es y siempre será la mejor banda de rock and roll de todos los tiempos, The Stooges: Gimme Danger. Y ambas fueron proyectadas en el Festival de Cine de Mar del Plata.

Después de Only lovers left alive, Jim Jarmusch se despachó en el 2016 con dos películas. Por un lado, una ficción, Paterson, protagonizada por Adam Driver. Por el otro, un documental, un homenaje a la que para él (y para muchos) es y siempre será la mejor banda de rock and roll de todos los tiempos, The Stooges: Gimme Danger. Y ambas fueron proyectadas en el Festival de Cine de Mar del Plata.

Paterson es un lugar y un personaje en la película de Jarmusch. Es el lugar donde vive alguien también llamado así. Adam Driver da vida a un rutinario conductor de colectivos que en sus tiempos libres escribe poesía en su cuaderno secreto. Convive con su adorable novia, que es el contrapuesto al día armado y premeditado suyo. Es inquieta y quiere hacer mil cosas al mismo tiempo, cocinar cupcakes, pintar y decorar toda su casa con su personal estilo, y aprender a tocar la guitarra. Él se levanta sin despertador todos los días a la misma hora.

Jarmusch retrata la cotidianeidad con el tono poético con el que Paterson observa todas las cosas y a través de cuyas pequeñeces se va inspirando día a día. Con mucho humor, ternura y naturalidad, Paterson es una película compuesta por momentos. Lo que decide hacer su director es retratar una semana en la vida de, y durante gran parte del relato podemos creer que esa semana es igual a todas las semanas. Y si bien en gran parte lo es, cerca del final sucede algo que moviliza de verdad a su protagonista pero luego también le enseña que a veces no necesitamos más que encontrar nuestros momentos para hacer lo que nos gusta, y eso es algo fácil de conseguir. Él quiere escribir poesía, lo demás no importa.

Paterson es una película hermosa y sutil sobre la importancia de la apreciación hacia las cosas más pequeñas.

thumb_5744_film_film_big_1-h_2016

En Gimme danger, Jarmusch presenta inmediatamente a The Stooges como la mejor banda de rock and roll de todos los tiempos. Y no nos tiene que convencer de eso a lo largo de su documental, sino que en lugar de abordar a la banda desde opiniones más formales y técnicas, lo hace desde el corazón de ella.

Con el aporte principal de los testimonios del inigualable Iggy Pop, Gimme danger desentraña la historia de The Stooges desde sus inicios hasta lo que quedó ella, mostrándolos con la mayor autenticidad posible. A la larga así es Iggy Pop, auténtico. Es alguien que se convirtió en el ícono que es sin pretenderlo, simplemente dejándose llevar por lo que quería hacer. Si veía un collar de perro y creía que le podía quedar bien, se lo ponía, sin pensar en que eso después generara otros comentarios.

Además de los testimonios de colaboradores y las imágenes de archivos de la banda, Jarmusch se permite jugar a la hora de ficcionalizar algunos de los testimonios, y lo hace generalmente a través de imágenes de película que a simple vista nada tendrían que ver con lo que se está contando. Esto genera algo novedoso y divertido. Otra menor cantidad de testimonios está recreada a través de la animación, provocando también varios momentos de humor.

Ante todo, Gimme danger es una carta de amor a la banda favorita de Jarmusch. Imperdible para cualquier fanático.

A %d blogueros les gusta esto: