Crítica de Estrenos

T2: Trainspotting de Danny Boyle

Pasaron 21 años del filme original, el grupo se vuelve a reunir bajo la dirección de Danny Boyle en T2: Trainspotting en un proyecto que podría haber sido un desastre y resulta siendo una gran película con la dosis justa de nostalgia.

Pasaron 21 años del filme original, el grupo se vuelve a reunir bajo la dirección de Danny Boyle en T2: Trainspotting en un proyecto que podría haber sido un desastre y resulta siendo una gran película con la dosis justa de nostalgia.

20 años pasaron para todos nosotros, pero también para los personajes. Pero si bien paso el tiempo, ellos siguen siendo los mismos. Renton vuelve a la ciudad y con él reaparecen Spud, Simon y por supuesto que Begbie. No hace falta aclarar en este texto en qué momento de las vidas se encuentra cada uno, basta con decir que la llegada de Renton cambia todo y el reencuentro del grupo será lo que vaya guiando todo, solo que esta vez cuando se ve an todos no será (en principio) en buenos términos.

Las mismas drogas, el mismo humor, la misma cámara inquita de Boyle para filmar. Una banda sonora que es un personaje más, solo que a diferencia de la primera película no se destaca tanto.

¿Es necesario ver la primera para poder ver esta secuela? La respuesta es no, se entiende como una película individual también, con muchos flashbacks. Pero sin dudas que sin nos disfrutaron la primera entrega se perderán muchos referencias, chistes y un poco de la historia.

T2: Trainspotting es casi tan oscura como la original. Asi como la original era sobre la juventud, la amistad y la situación política en Inglaterra. T2: Trainspotting es sobre estos cuarentones en crisis con sus vidas, sus familias y todo lo que los rodea.

A %d blogueros les gusta esto: