Crítica de Estrenos

Monsieur Chocolat de Roschdy Zem

Dirigida por Roschdy Zem, Monsieur Chocolat retrata la historia del primer artista negro que brinda el mundo del circo.

Dirigida por Roschdy Zem, Monsieur Chocolat retrata la historia del primer artista negro que brinda el mundo del circo.

Omar Sy interpreta a Rafael Padilla, mejor conocido como Chocolat, un negro que trabaja interpretando a un temible caníbal en un circo de mala muerte. James Thierrée es George Footit, un artista que vive por y para el circo, por y para hacer reír, habiendo dejado otros aspectos de su vida de lado para convertirse en el mejor payaso. Es él quien ve algo más que lo que ve el resto de la gente en Chocolat y lo lleva a París. El éxito los encuentra rápidamente y se transforman en un dúo capaz de conseguir las mejores risas del público.

Pero no todo es color de rosa y hay muchas cosas que se ponen en juego de manera paralela al éxito. Por un lado, Chocolat se encuentra con un éxito repentino que no sabe cómo manejar y fácilmente se pierde entre el alcohol, el sexo y las apuestas que comienzan a consumirle sus buenas ganancias. Por el otro, Rafael Padilla es un hombre negro, y si bien se supone que ya son libres, la sociedad no deja de mirarlos como personas raras y son constantes objetos de burla; aunque él quiera verse como artista, muchos lo ven como un monigote de su contraparte, incluso éste en algún momento también peca de hacerlo, más allá de luego acompañarlo hasta el final.

Monsieur Chocolat de Roschdy Zem

Habrá un momento en que él quiera rebelarse y convertirse en un “actor serio”, de teatro, ser el primer hombre negro en interpretar a Shakespeare, pero nunca nada va a ser fácil para alguien como él en un mundo como éste.

Monsieur Chocolat toma además muchos rasgos de las biopics más tradicionales, más allá de no retratar la vida de esta figura desde su nacimiento (Padilla es un cubano hijo de esclavos), sino que se enfoca en lo que concierne a su profesión. Retrata el rápido ascenso y sus consecuencias, algunas tan buenas como otras muy malas. Y recae mucho en la interpretación de sus dos protagonistas: Omar Sy brinda una interpretación notable gracias a su irresistible carisma pero es también Thiérrée (nieto de Chaplin, a quien homenajea claramente a la hora de actuar, con su cuerpo ante todo) -ganador del Premio Cesar como Mejor Actor de Reparto por esta película-, quien logra lucirse y como dupla funcionan muy bien.

Una biopic pero también un retrato social, Monsieur Chocolat brinda una historia poco conocida: se habla de un mundo que no suele retratarse, el circense, y al mismo tiempo de una época. Aunque no evita caer en algunos lugares comunes, es una película bien realizada que transmite parte de la magia del circo y que hasta se permite homenajear el comienzo del cine recreando un momento que al terminar la película se puede ver en su archivo original.

A %d blogueros les gusta esto: