Festivales Festivales Argentinos

9º Les Avant-Premières: Segunda Crónica

Continuamos con la cobertura de la novena edición de la muestra de cine francés Les Avant-Premières.

Continuamos con la cobertura de la novena edición de la muestra de cine francés Les Avant-Premières.

Todo para ser felices

Cyril Gelblat dirige una comedia agridulce que trata a simple vista sobre la crisis de mediana edad de un hombre. Anthony está casado y tiene dos pequeñas hijas, y trabaja como representante de una joven y prometedora cantante francesa, al mismo tiempo que lucha con el hastío que su vida matrimonial le provoca y su pasión frustrada de baterista enterrada en el pasado.

Anthony es egoísta, inmaduro y no puede siquiera mantenerse a sí mismo. Y no encuentra otra solución que dejar a su mujer. El punto de inflexión en su vida se dará cuando ella le deje de manera repentina y sin avisar a sus dos hijas a su cuidado durante una semana. Lo que a principio parece imposible lo lleva a reconectarse con las niñas pero también a sí mismo, a tal punto de ir descubriendo quién es y qué es lo que quiere con su vida.

Manu Payet es quien interpreta a Anthony, con encanto a veces y otras tantas con un lado infantil propio de alguien que todavía no ha logrado madurar. AureAtika como su hermana de vida independiente y armada le termina de aportar frescura a un relato divertido aunque algo agridulce, un poco como la vida misma.

Frantz

9º Les Avant-Premières: Segunda Crónica

Lo nuevo del prolífico François Ozon es una versión libre de la película de 1932 de Ernst Lubitsch, BrokenLullaby. La historia, que se sucede entre Alemana y Francia, gira en torno a una joven cuyo prometido falleció en la guerra que acaba de dar fin y se festeja de manera tibia. Su vida se ve modificada con la llegada de un joven soldado francés que asegura haber sido amigo de su novio.

Adrien llega a sus vidas, la de la joven muchacha y la de la familia del soldado fallecido que la acogió como a una hija, y logra brindarles un poco de luz a través de los relatos sobre momentos compartidos. Todo el film está teñido de cierto aire de misterio, dando la sensación de que este invitado oculta algo más. No obstante, uno cree intuir por dónde viene la mano, pero el relato es algo tramposo y pasada la mitad uno descubre que ya no puede confiar en él.
Un melodrama claramente dividido en dos. Dos búsquedas diferentes que confluyen en una sola. Pierre Niney y Paula Beer entregan de manera sutil dos interpretaciones brillantes por su delicadeza, salvando al film de nunca sentirse novelezco.

Ozon utiliza el blanco y negro para contar estas historias, estos dos viajes, pero no teme ser un poco evidente a la hora de elegir pintar ciertas escenas de color, aquellas que representan momentos felices, del pasado, del presente o de algo que hemos imaginado. Remordimiento, culpa, perdón, sentimientos encontrados son algunos de los tópicos que Frantz pone en juego y el resultado termina siendo una película delicada y elegante.

La fille de Brest

9º Les Avant-Premières: Segunda Crónica

La realizadora de La tête haute, Emmanuelle Bercot, entrega ahora la historia de una doctora de provincia que al descubrir algo raro en los pacientes que consumían un medicamento antidiabético generalmente recetado para adelgazar, comienza una investigación que la lleva cada vez más lejos. Junto a su equipo de investigadores van sorteando cada uno de los diferentes obstáculos que los grandes nombres le van poniendo enfrente.

Como a una especie de Erin Brokovich, Sidse Babett Knudsen interpreta con fuerza y seguridad a la neumonóloga que no va a bajar los brazos hasta que ese medicamento sea quitado de circulación, y la gente afectada, los que no están dentro de las cientos de personas que fallecieron a causa de ese medicamento, sea compensada como corresponde. Es Knudsen el alma de la película, más allá de que su personaje a la larga no termina teniendo demasiado desarrollo fuera del ámbito profesional y del de esta investigación.

Basada en hechos reales, tal como podíamos suponer, La fille de Brest es un relato convencional sin mucho para destacar desde lo cinematográfico, siendo su historia el mayor atractivo del film. En segundo lugar, la interpretación de Knudsen, quien se entrega incansablemente a su personaje.

Ouvert la nuit

9º Les Avant-Premières: Segunda Crónica

Dirigida y protagonizada por el cómico francés Edouard Baer, Ouvert la nuit se sucede durante toda una noche que sigue al director de un teatro a través de diferentes peripecias a superar para poder salvar ese lugar.

El relato se sucede de manera rápida, vertiginosa, y con un tono mayormente absurdo, surreal. Claro que en el fondo su protagonista Luigi busca algo más que un mono para la obra de teatro, o el dinero para poder pagarles a los empleados.

Entre tanto delirio y rapidez, el film pierde su efecto en diferentes momentos. Baer no logra ser un personaje demasiado querible y eso le juega en contra, porque a veces ni gracioso nos resulta. Ése es el principal problema del film: el humor no siempre funciona.

Una ópera prima que se termina sintiendo algo pretensiosa. Y sobre todo, olvidable.

Le voyage de Fanny

9º Les Avant-Premières: Segunda Crónica

Lola Doillon nos trae otra película sobre el Holocausto. En este caso, basado en el relato personal de Fanny Ben Ami, la historia está situada en la Francia ocupada de 1943 y la tiene como protagonista a Fanny de niña. Una niña forzada a convertirse de repente en adulta, quedando de manera imprevista como responsable de un grupo de niños judíos que quieren escaparse de Francia para llegar a Suiza, donde van a poder estar a salvo y, quizás, reencontrarse con sus padres.

El viaje de Fanny es largo y duro, habiendo tenido que enfrentarse con situaciones terribles en medio de una época horrible. No obstante, quizás por estar narrada desde este punto de vista infantil y maduro al mismo tiempo que le pertenece a su protagonista, el film está narrado desde un tono luminoso. Sí, hay miedo y terror en el medio, impotencia y dolor, pero Le voyage de Fanny es otro de esos relatos que nos muestran que de todo se aprende y todo sirve, aunque sea para que ciertas historias no tengan que volver a repetirse.

La participación de Cecile de France como Madame Forman es tan imprescindible como lo es su personaje, quien inicia los planes para que puedan irse antes de que sea demasiado tarde.
Aunque bastante convencional en su relato, Le voyage de Fanny está bien narrada y su tono de joven adulto le termina de imprimir frescura a una historia dura de supervivencia.

A %d blogueros les gusta esto: