Festivales Festivales Argentinos

Competencia Vanguardia y Género: Santoalla de Andrew Becker y Daniel Mehrer

Andrew Becker y Daniel Mehrer dirigen Santoalla: este pequeño y atrapante documental sobre un pueblo, dos familias y una desaparición.

Andrew Becker y Daniel Mehrer dirigen Santoalla: este pequeño y atrapante documental sobre un pueblo, dos familias y una desaparición.

Margo y Martin llegan a Santoalla, un pequeño pueblo español, buscando una vida tranquila y alejada del capitalismo. Allí logran conectarse con la naturaleza, con el trabajo artesanal y con ellos mismos. Sus únicos vecinos son otra familia, una que radica allí desde siempre. Más allá de un primer acercamiento amistoso, ambas familias luego se encontrarán con muchas diferencias.

“El hacía lo que quería y en un pueblo tienes que hacer lo que hace todo el mundo”. Pero “todo el mundo” allí no eran más que esas dos familias. Cuando Martin quiere traer proyectos favorables al lugar, se encuentra rápidamente con el rechazo. Lo nuevo versus lo viejo.

El documental registra el lugar y a sus personajes, siguiendo especialmente los testimonios de Margo, una mujer que se terminó quedando sola. Cuando Martin desaparece de un día para el otro y sin previo aviso, son muchas las posibilidades que se le cruzaron por la cabeza, incluso que quizás se fue, se escapó, tal vez con alguien más. A medida que va relatando y repensando todo, esta increíble enemistad entre las dos únicas familias del pueblo comienza a tomar peso. ¿Sería posible que hayan sido los culpables? ¿Cómo tu lugar en el mundo de repente puede tornarse un lugar de miedo?.

A veces la realidad supera a la ficción. O la vida imita al arte. Lo cierto es que los realizadores van narrando a través de las voces de sus contados habitantes un relato que cada vez se vuelve más extraño y enigmático.

Además de contar una historia tan interesante como atrapante, Santoalla pone en el centro a un personaje femenino como lo es Margo que, además de enfrentar una dolorosa pérdida cuya respuestas le tomó años conseguir, se convirtió en una mujer capaz de llevar adelante la casa ella sola. Sola en el sentido más estricto de la palabra, pues familiares y amigos quedaron en esa vida que ambos decidieron dejar atrás al mudarse y de quedarse en ese lugar que es tanto un hogar como algo hostil.

Un documental modesto en su forma (con una bella fotografía y una banda sonora que intensifica su tono misterioso) y rico en contenido, porque a la larga la realidad no sólo brindó una historia tan propia de película, sino que los realizadores supieron cómo acercarnos a ella de un modo que siempre nos mantenga atentos, enganchados, queriendo saber más. Quizás la resolución se siente apresurada, pero lo cierto es que todo lo que sucede en el medio tomó unos largos y agonizantes años para su protagonista, hasta que obtuvo la respuesta que buscaba.

A %d blogueros les gusta esto: