Festivales Festivales Argentinos

Competencia Vanguardia y Género: Ceux qui font les révolutions à moitié n’ont fait que se creuser un tombeau de Mathieu Denis y Simon Lavoie

“Quienes hacen las revoluciones a medias no hacen más que cavar su propia tumba” sería la traducción del título de esta película canadiense dirigida a cuatro manos por Mathieu Denis y Simon Lavoie. Una película de tres horas de duración, con obertura e interludio incluidos.

“Quienes hacen las revoluciones a medias no hacen más que cavar su propia tumba” sería la traducción del título de esta película canadiense dirigida a cuatro manos por Mathieu Denis y Simon Lavoie. Una película de tres horas de duración, con obertura e interludio incluidos.

Situada en Quebec, los directores narran la historia de cuatro jóvenes veinteañeros con ideas políticas y sociales muy radicales y liberales. Rechazan totalmente el capitalismo y terminan viviendo los cuatro en una casa que se cae a pedazos, comiendo lo que encuentran en la basura y rebelándose a través de diferentes actos de vandalismo, que comienzan siendo más inocentes si se quiere, para luego derivar en un tipo de terrorismo. Al mismo tiempo cada uno lidia como puede con esta vida que no aceptan y lo que van dejando atrás: hogares, familias, estudios. En esa alienación del mundo, el film rememora un poco a Foxfire, especialmente la versión de Laurent Cantet.

El film va incluyendo a cada rato frases en pantalla completa que provienen de diferentes escritores como Marx, Sartre, Camus y, quien aparece físicamente en un libro que pasea por varias escenas, Rosa Luxemburgo, entre otros tantos, además de imágenes de archivos, mayormente noticieros pero incluso una entrevista con Jack Kerouac. El aspecto de ratio cambia varias veces. Los actores rompen la cuarta pared en ciertos momentos claves, generalmente en escenas muy expresivas a nivel corporal. Todo esto para resaltar y subrayar ideas. Ideas que a veces terminan literalmente escritas en sus propios cuerpos.

“Tú dices que quieres una revolución, bueno, ya sabes, todos queremos cambiar el mundo”, nos cantaban los Beatles. Acá la idea de cambiar el mundo, de hacer algo distinto, se la toman muy en serio. Una firma, una protesta, no son cosas suficientes.

Un muchacho que no puede quedarse con la simple idea de suspender clases en la universidad, sino que necesita ir un paso más. Un paso en el que ya ningún otro estudiante lo va a acompañar.

Competencia Vanguardia y Género: Ceux qui font les révolutions à moitié n'ont fait que se creuser un tombeau de Mathieu Denis y Simon Lavoie

Una joven que vive sola con su madre, una madre que intenta entenderla y protegerla. Pero como le resalta otra de las protagonistas: la lucha que ella lleva adelante ya no es de la de todos, sino la de ella misma, consigo misma. Es la que tiene el enfrentamiento más directo con las leyes y donde no hace más que demostrar su firmeza y rebeldía, sin nunca ser capaz de ceder ni un poquito.

Una transexual que trabaja haciendo masajes eróticos, la única que trae algo de dinero a esa casa hasta que un cliente le muestra de frente su futuro más probable y se derrumba. Segura de quién es y de su cuerpo, al mismo tiempo parece el personaje más frágil.

Otra de las chicas proviene de una familia adinerada y cuando las cosas se ponen más pesadas vuelve a ese hogar que rechaza sólo para terminar robándose las armas que guarda su familia.

Después de ese interludio -en la segunda mitad de la película-, el film toma un tono todavía más oscuro y pesado. Es cuando las ilusiones de una revolución empiezan a tomar forma de realidad y en algún momento ya no parecen poder sostenerse más. Las decisiones que toman son cada vez más importantes y generan consecuencias mayores. El control es cada vez menor. Todo parece a punto de estallar en cualquier momento.

Si bien la película dura tres horas, Ceux qui font les révolutions à moitié n’ont fait que se creuser un tombeau logra mantener el interés siempre y lo hace a través de una belleza y osadía poco frecuentes. Las ideas, poco optimistas, pecan de estar muy subrayadas y marcadas. Aun así el resultado es un logrado y oscuro relato que gira en torno a las diferentes nociones de revolución.

A %d blogueros les gusta esto: