Festivales Festivales Argentinos

Competencia Internacional: My Entire High School Sinking into the Sea de Dash Shaw

El dibujante de cómics Dash Shaw debuta con su primer largometraje contando una historia sobre adolescentes en medio de una situación catastrófica.

El dibujante de cómics Dash Shaw debuta con su primer largometraje contando una historia sobre adolescentes en medio de una situación catastrófica.

Dash Shaw (personaje principal que comparte nombre con el director) es un adolescente transitando esa complicada etapa entre dejar de ser niños y comenzar a ser adultos. Tiene un solo amigo y es con quien comparte créditos en las notas periodísticas para el diario escolar que edita Bertie. No obstante, tras el poco éxito e interés en ese diario por parte del resto de los alumnos y su personalidad poco amigable, Dash termina siendo relegado de su lugar como escritor. Sus notas no funcionan y él tampoco dentro de ese ámbito.

En busca de un nuevo reportaje, y tras ser castigado por escribir difamaciones sobre su ahora ex amigo y ex compañero, descubre unos papeles que indican que la nueva ala que se está construyendo en la escuela no está aprobada de manera legal. Las construcciones no están en orden y todo podría derivar en catástrofe. Claro que Dash intenta alertar al resto de los alumnos pero nadie le hace caso. Y lo peor sucede. Aquello que adelanta el título, la escuela secundaria comienza a hundirse en el mar.

Competencia Internacional: My Entire High School Sinking into the Sea de Dash Shaw

Así, mientras en una primera parte la película se apoya sobre típicas temáticas juveniles: la amistad, los rangos de popularidad, las incipientes relaciones amorosas, entre otros, con un tono más bien cómico, después de que se desata el conflicto principal se cede más lugar a la acción, sin nunca desatender esos tópicos. Las relaciones se reforzarán o se terminarán de romper y, en el medio, algunas personas morirán, otras se convertirán en héroes y algunos vivirán para contarlo. “Escribe tu libro. Vive tus sueños”, le pide el rector en algún momento.

La animación que utiliza Shaw para su primer largometraje es bastante sencilla. Trazos simples y una estética muy artesanal se combinan en determinados momentos con algunas animaciones ya más computarizadas y siempre con un estilo bastante psicodélico. De hecho la película lo advierte al comienzo, para personas con sensibilidad o epilépticas ésta no es una película recomendada.

La trama es muy simple y fue concebida inicialmente para un cómic corto. Cuando surgió la idea del largo unos productores sugirieron a Jason Schwartzman como una de las voces, a quien el director ya conocía y quien acá le pone voz al protagonista principal con el que comparte nombre. A él se le sumaron otros actores conocidos como Lena Dunham, Maya Rudolph y Susan Sarandon, entre otros.

Sin muchas pretensiones narrativas y con una estética particular y vistosa, sumado al buen uso de la comedia (por momentos con un humor negro) y manejo de los tópicos y personajes adolescentes, My Entire High School Sinking into the Sea es una linda película animada, original más allá de la temática utilizada infinita cantidad de veces.

A %d blogueros les gusta esto: