Crítica de Estrenos

Actriz de Fabián Fattore

Escrito y dirigido por Fabián Fattore, Actriz es un documental que muestra a Analía Couceyro en el terreno donde mejor se siente: preparándose y actuando en teatro.

Escrito y dirigido por Fabián Fattore, Actriz es un documental que muestra a Analía Couceyro en el terreno donde mejor se siente: preparándose y actuando en teatro.

Observamos a Analía Couceyro practicando el diálogo de una nueva puesta teatral. Repite y repite las líneas para aprendérselas y hasta que le salgan de ella misma, hasta apropiarse de ese texto. Esa misma cámara, invisible, la persigue luego a través de diferentes momentos en la cotidianeidad de esta actriz que pasa gran parte de su tiempo actuando o ensayando pero también se permite jugar, aunque ni siquiera en esos juegos pueda dejar de hacer aquello para lo que nació. “Quiero ser un rato yo misma, por favor”, dice después de interpretar diferentes voces mientras juega con sus hijos igual de entusiasmados que ella con la idea de ser otras personas.

Fattore sigue a su actriz sin inmiscuirse y la muestra simplemente como es, como él la ve. Preparando el personaje de Marie Curie, reflexionando sobre el final que se acerca para la obra que está interpretando o ensayando para otras obras, porque siempre parece estar haciendo muchas cosas a la vez. Couceyro no parecería actuar para vivir, sino vivir para actuar. Para el teatro. Porque si bien también ha incursionado y hecho carrera en el cine, es el teatro el terreno que ocupa exclusivamente desde hace unos años.

Todo este seguimiento a través de los diferentes procesos del trabajo de la actriz, Fattore lo filma en blanco y negro, sin interferir en esa cotidianeidad pero sí permitiendo que la cámara se le acerque bastante.

Sin embargo, mientras lo estético (ese cortante blanco y negro y la ausencia de banda sonora) y la idea de verla a Couceyro repitiendo, casi hasta el hartazgo, las mismas líneas complicadas es atractiva y atrapante, esto no se logra sostener durante todo el metraje. Principalmente por la sensación de que falta un hilo narrativo concreto, o de que a veces no hay una correlatividad clara entre secuencia y secuencia. Parece un collage de momentos en la carrera teatral de Couceyro, que más allá de lo cinematográfico carece de cierta profundidad.

A %d blogueros les gusta esto: