Festivales Festivales Argentinos

33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata: A portuguesa de Rita Azevedo Gomes

Basada en un texto de Robert Musil, A portuguesa, película de Rita Azevedo Gomes, es un retrato de época y al mismo tiempo atemporal sobre la verdadera fragilidad de las mujeres.

Lo nuevo de la directora Rita Azevedo Gomes gira en torno a dos personas. Una mujer portuguesa joven que pronto será tratada como hereje y el hombre que se casa con ella para luego ir a la guerra y dejarla sola entreteniéndose como puede para pasar el tiempo.

Compuesta principalmente por planos generales, estáticos y largos, casi como obras pictóricas, A portuguesa es un film que apuesta a la contemplación, a evocar antes que relatar. Así, hay momentos de gran belleza pero que en las poco más de dos horas de duración se tornan un poco reiterativos, además de imprimirle un tono teatral.

Hay que decir que Azevedo Gomes sabe filmar y sobre todo retratar a su protagonista. Clara Riedenstein transmite mucha naturalidad y también hay momentos en los que juega con el erotismo (como en una bella escena de baño junto a su marido en la cual ellos ni siquiera están desnudos pero juegan con frutas y con lo que se ve y no a través de las cortinas).

Y más allá de ser una película de época, la directora se permite incluir un personaje de apariencia más actual (interpretada por la actriz Ingrid Caven) que deambula en el film como si estuviera paseando a través de la obra. Además en su relato pone en foco temáticas y preguntas que siguen siendo muy actuales, como el lugar que ocupa la guerra y, sobre todo, la supuesta fragilidad de las mujeres, retratadas a través de la portuguesa que le da título al film como una mujer de mucha fortaleza.

En ese juego entre tiempos pasados que dialogan con el presente se la puede relacionar fácilmente con Zama, tanto la película de Lucrecia Martel como la novela de Antonio Di Benedetto. Y acá Azevedo Gomes parece además tener las mismas inquietudes artísticas, no se limita simplemente a contar una historia sino a embellecerla a través de cada plano y cada sonido. También en el hecho de que una gran parte de la historia tenga como protagonista a una mujer encerrada en un castillo sin mucho que hacer puede rememorar, salvando las distancias, a la María Antonieta de Sofia Coppola.

A %d blogueros les gusta esto: