Crítica de Estrenos

Línea 137 de Lucía Vassallo

En Argentina cada 23 horas muere una mujer víctima de femicidio. Este documental retrata la vida de 4 asistentes sociales, psicólogos y psicólogas que deciden estar disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año para asistir, socorrer y acompañar mujeres que sufren casos de violencia de género, sexual y familiar.

Documental argentino dirigido por la cineasta Lucía Vassallo, con guion e investigación a cargo de Marta Dillon, periodista, escritora, guionista y activista argentina. Su foco principal está puesto en el trabajo habitual de les empleades del programa “Las Víctimas contra las Violencias.” Este  servicio se ofrece mediante la línea gratuita 137 para poder asistir a los llamados por conflictos de violencia machista, sexual e intrafamiliar. Y si bien esta problemática atraviesa a todo el país, actualmente, dicho programa sólo opera en CABA, Chaco (Resistencia), y Misiones (Posadas, Garupá, El Dorado y Oberá).

En este film, el equipe, que lleva adelante el documental, acompaña íntimamente a un grupo de asistentes sociales, psicólogas y psicólogos comprometides con la causa y que prestan sus servicios auxiliando y conteniendo a las personas que sufren violencia de género, denotando que dicha violencia no distingue clases ni edades.

En este registro, Lucia Vasallo no revictimiza a las mujeres, preservando la identidad de las mismas en cada caso que visibilizan. De esta manera, logra con su mirada poner en primer plano la problemática que nos atraviesa como sociedad, sin la necesidad de exponer a las denunciantes ni caer en golpes bajos, dándoles su lugar en esta historia haciendo uso de la sororidad.

El planteamiento, desde la realización, es de registro observacional en el que, a simple vista, entendemos que acompañan, de manera silenciosa, la gran labor humanitaria de les empleades del programa de la línea 137. Sin embargo, evidencian al dispositivo mediante el cual podremos atravesar los casos por los diferentes puntos de vista de cada personaje y, a su vez, logra que vayamos habitando miradas de miedos y vergüenzas en cada encuadre. Pues ahí es donde Lucia Vasallo consigue darnos cine. Ella nos posiciona a observar como denunciantes. Sentimos el encierro, el miedo, esquivamos miradas, nos miramos las manos, nos ocultamos, tratamos de confiar en desconocidos que nos ofrecen herramientas que pueda que quizás no sean las suficientes, nos resguardamos fuera de casa, en los no lugares, autos, patrullas, veredas, bares, oficinas, hospitales… y escuchamos lo que podemos, como podemos, con interferencias, murmullos, voces elevadas, ausencias, silencios… muchos silencios… silencios fríos construidos por una sociedad patriarcal… silencios que nos sepultan… y de repente ellxs, los rostros de les trabajadores de la línea 137, quienes buscan herramientas de donde sea para contenernos y darnos alguna sensación de seguridad, quienes nos escuchan, quienes nos miran… poniendo su persona toda en cada llamado… sin embargo, da la sensación de que no alcanza.

Esta precariedad de los organismos del Estado en relación a la enorme ausencia numérica de personal calificado, en función de respuesta a la emergencia que nos interpela todos los días, es gravemente preocupante, dejando también en evidencia, dentro del documental, a empleades también indefenses: como la psicóloga que acude a ayudar a les abueles víctimas de un hijo y nieta agresores, a la cual se la puede observar abrumada e intimidada por familiares de les denunciantes, no logrando poder asistirles en función de encontrarse, ella misma, dentro de un sistema que tampoco puede brindarle una contención, ni mucho menos seguridad para con su persona, y, de esta manera, no consigue del todo ofrecer la ayuda necesaria a las víctimas. Escena realmente frustrante.

Fiel a su registro de “lo real”, el documental termina con un enorme sabor amargo, conocido por muchas de nosotras, en donde deja en claro que el Estado aún no logra garantizar la protección de la víctima que denuncia. Sin embargo, logra evitar la revictimización y pueda que quizás consiga que más mujeres se animen a denunciar la violencia machista y así poder evitar futuros femicidios.

En el marco de las medidas que tomó el INCAA para estrenar cine local frente a la cuarentena, Línea 137 se podrá ver este jueves y sábado a las 20 por Cine.Ar TV, al tiempo que se exhibirá online de manera gratuita desde este viernes y hasta el 24 de abril en la plataforma Cine.Ar Play y desde el jueves 30 de abril quedará en la plataforma, en alquiler, pagando el precio de una entrada de Espacios INCAA de sólo 30 pesos.

Puntuación: 4.5 de 5.

El documental Línea 137 acompaña la enorme labor de asistentes sociales, psicólogos y psicólogas del programa Las Víctimas contra las Violencias, mientras visibiliza la dificultad burocrática, psicológica y social que afrontan las personas (niñes, adolescentes y adultes) víctimas de violencia de género para poder implementar una denuncia en Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: