Crítica de Estrenos

Acid Mothers Reynols. Live and Beyond de Alejandro Maly

Se estrenó vía streaming Acid Mothers Reynols. Live and Beyond, segundo documental de Alejandro Maly (¿Dónde estás, negro?) que captura la reunión entre la banda japonesa Acid Mothers Temple y la argentina, Reynols. Una obra, por momentos lisérgica, que rescata la pasión por hacer música en forma conjunta.

No es la primera vez que Reynols llega a la pantalla. Néstor Frenkel, en 2004, sorprendió a la industria nacional con su divertido documental, Buscando a Reynols, que rescataba la locura y el humor de esta notable banda under, liderada por Miguel Tomasín, un notable baterista y cantante con síndrome de Down.

Ahora, nuevamente, Reynols vuelve al cine, pero no para descubrirla, sino para apreciar su música indefinible, punk, mística. Y Maly captura su magia en una reunión con la banda japonesa Acid Mothers Temple, también indefinible musicalmente. Lo único que se puede dar por sentado es que la experiencia es completamente lisérgica y Maly se encarga de acentuarlo.

Durante los primeros 20 minutos, el director y su equipo graban el recital que ambas bandas brindaron en Niceto, a fines de noviembre de 2017. Si la música no fuera suficiente para llevar al espectador a una experiencia extrasensorial, Maly le adiciona efectos lisérgicos que, además de otorgarles un matiz cinematográfico, le proporcionan una experiencia netamente ácida, similar a la de viajar en el tiempo, a los tiempos del flower power. Colores fuertes, texturas, imágenes duplicadas, con ecos, deformadas. Se necesita paciencia, por supuesto, pero para el que busca un material más experimental de lo que vemos usualmente, esta primera parte del film es ideal.

En la segunda parte, vemos una tarde de grabación de una sesión conjunta. Acá se intercalan testimonios de ambas bandas, sensaciones y mucha humanidad. Los “místicos personajes” que tocaban en el escenario toman un plano terrenal cuando se reúnen para crear música. Es un fragmento que rescata la pasión por el arte musical, más allá de cualquier compromiso o marketing. Es el pleno disfrute sensorial de la improvisación. También en este segmento podemos conocer un poco mejor a ambas bandas, aunque el clímax llega con el arribo de Tomasín (que no estuvo presente en Niceto) que le aporta su típico humor y magia extraterrestre a la sesión.

Maly captura con honestidad, y sin necesidad de intromisión, la comunicación interna entre dos bandas que hablan un lenguaje único, y no necesitan cruzar demasiadas palabras para tener un fluido diálogo a través de la armonía musical. Esto se potencia con la inclusión de Tomasín.

La última parte del film sucede durante un recital sorpresa en La Casa del Bicentenario, donde aquello que se sembró en el primer recital, y creció en las sesiones de estudio, termina por tomar una forma única, madura, consolidada. Dos naciones se convierten en una y la experiencia extrasensorial, también, se transforma en algo nuevo, indefinido, de vanguardia.

Puntuación: 3.5 de 5.

Con un notable juego de luces y colores, un ingenioso uso de filtros de post producción y, sobre todo, seguridad a la hora de seleccionar una puesta de cámara que captura la mística de ambas bandas, Acid Mothers Reynolds. Live and Beyond eleva la calidad de los mockumentaries nacionales, porque privilegia el arte y la pasión por la creación artística sin dejar de lado la relación humana. Lo extrasensorial y lo terrenal confluyen, con inteligencia y empatía pero sin pretensiones, en una obra inspiradora y original.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: